Última hora

Última hora

Baño de sangre, torrente de incógnitas

Leyendo ahora:

Baño de sangre, torrente de incógnitas

Tamaño de texto Aa Aa

7 atentados y más de 330 víctimas desde que empezó 2008. Del último hacía menos de un mes, el 30 de octubre, y dejó 76 muertos en el noreste del país. Y antes, el 20 de octubre, el 30 y el 13 de septiembre, el 26 de julio y el 13 de mayo. Desde hace años, India sufre el azote del terrorismo.

La novedad es que éste no responde sólo a intentos de desestabilización de sus vecinos Pakistán y Bangladesh, sino que está enquistado en la sociedad india. Islamistas indios han reivindicado la mayor parte de los últimos atentados.

Los muyahidines indios son un nuevo movimiento, un conglomerado de diversos grupúsculos. Cuenta con influencias extranjeras, pero lo forman mayoritariamente musulmanes indios que reivindican mejores condiciones de vida para el 14 por ciento de musulmanes del país, o protestan contra el acercamiento entre la India y Estados Unidos.

Como explica esta especialista, quedan muchas incógnitas sin despejar sobre la autoría de estos últimos atentados… pero dejan clara una gran determinación: “Creo que todavía tiene que investigarse quién están detrás de esta organización Deccán muyahidín, o si sólo utilizan el término muyahidín para atraer la atención o establecer un vínculo con grupos islamistas… si quieren identificarse con Afganistán, o con la frontera norte de Pakistán o cachemira. Atacando Bombay, que es la capital económica y financiera de la India, están afirmando que están deseosos de debilitar el país para promover su causa. Definitivamente, quieren que el gobierno de Nueva Delhi tome nota de que algunas cosas no funcionan”.

Hasta ahora, en la India se conocía sobre todo a dos grupos islamistas llamados “LET” y “HUJI”, ambos asentados en Pakistán y Bangladesh. La mayor parte de sus líderes han sido detenidos en los últimos años. La aparición de una jihad, o guerra santai india podría estar relacionada con el movimiento estudiantil islámico proscrito en el país desde 2001.