Última hora

Última hora

Abstención récord en las legislativas

Leyendo ahora:

Abstención récord en las legislativas

Tamaño de texto Aa Aa

Menos del 40% de participación: es sin duda una de las cifras que han marcado las elecciones del pasado domingo en Rumanía. La elevadísima abstención muestra un desinterés por la política sin precedentes en el país pese a que se trataba de unos comicios importantes; los primeros tras la adhesión de Rumanía a la UE.

Para Stelian Tanase, analista político, el contexto actual pondrá las cosas difíciles al próximo Ejecutivo: “El Gobierno se enfrentará a la presión social porque todo indica que el desempleo aumentará, la divisa nacional será inestable, el poder adquisitivo disminuirá y los rumanos tendrán que apretarse el cinturón”

Un trago amargo para los rumanos, que tras medio siglo de comunismo se habían acostumbrado en los últimos años a un crecimiento récord. La tregua social acordada por los sindicatos durante la campaña podría romperse en cualquier momento. Los profesores, por ejemplo, reclaman la aplicación de un aumento del 50% de su sueldo votado por el Parlamento saliente.

Eso sin contar con la amenaza del paro. Los efectos de la crisis se dejan sentir ya con fuerza en los principales grupos industriales como Dacia y Arcelor Mittal. La disminución de pedidos se ha traducido en cortes de producción y amenazas de despidos. Sin olvidar otro efecto colateral de la crisis: la vuelta prevista de 500.000 inmigrantes rumanos por falta de empleo en los países europeos donde habían partido para encontrar trabajo. En el ámbito de la lucha contra la corrupción, que mina la clase política desde hace años, Rumanía avanza, pero con demasiada lentitud según la Comisión Europea.

El Tribunal Especial creado en 2005 investiga denuncias presentadas contra antiguos ministros, parlamentarios e incluso contra el ex primer ministro socialdemócrata, Adrian Nastase, quien en 2006 se convirtió en el símbolo mismo de la corrupción en las esferas del poder, pero hasta ahora, el Tribunal no ha condenado a ningún alto dignatario. De hecho, Nastase se presentó a las legislativas del domingo en Mizil, a un centenar de kilómetros de la capital rumana.