Última hora

Última hora

Malos tiempos para el turismo en Tailandia

Leyendo ahora:

Malos tiempos para el turismo en Tailandia

Tamaño de texto Aa Aa

Prisioneros de los enfrentamientos, turistas del mundo entero están bloqueados desde hace días en los dos aeropuertos de la capital tailandesa. Una situación que no presagia nada bueno para la imagen del país. El miedo por la situación política ha dado paso a la incomprensión. Los turistas se sienten abandonados: “Es el caos absoluto asegura esta turista alemana-Nadie sabe nada. Estamos permanentemente en lista de espera, pero nos da la impresión de que no avanzamos. Estamos muy insatisfechos.” “No se ve nada -añade esta turista húngara ni en qué puerta embarca tu vuelo, ni cuándo sale. Además, todas las tiendas de comida están cerradas. Es una situación absolutamente inaceptable”

Para calmar los ánimos, las autoridades tailandesas han buscado alojamiento a los viajeros que no pueden salir del país. Tanto las habitaciones como la comida corren a cargo del Gobierno. Mongkol Nattaro, responsable de Turismo: “Muchos de ellos están descontentos porque no pueden volver a sus casas. Pero estamos intentando gestionar el problema de la mejor forma posible. Nos ocupamos de buscarles alojamiento y les pagamos las comidas. Eso sí está en nuestra mano”

Para Tailandia el turismo es vital. En 2005 el Tsunami dejó maltrecho el sector, pero el país consiguió levantar cabeza hasta que llegó la crisis mundial con su lote de malas previsiones. El turismo representa el 6% del PIB en Tailandia. Ya entre agosto de 2007 y agosto de este año, la actividad había registrado un descenso del 33%.

Los pronósticos más optimistas creen que esa cifra alcanzará el 50% el año que viene, lo que implicaría una pérdida de un millón de puestos de trabajo en el sector y 85 millones de dólares diarios en términos de importaciones y exportaciones.

Porque no sólo los pasajeros sufren retrasos en sus vuelos. También las mercancías se dejan esperar y abren camino a la competencia. Muchos temen que la actividad turística siga el mismo camino y los viajeros opten por otros destinos.

“Lo lamento por Tailandia, afirma este turista estadounidense porque a lo mejor ahora hay gente que ya no viene y eso sería injusto. Espero que esto no frene el turismo.”