Última hora

Última hora

La crisis protagoniza el tradicional discurso del trono

Leyendo ahora:

La crisis protagoniza el tradicional discurso del trono

Tamaño de texto Aa Aa

La crisis financiera ha protagonizado el tradicional discurso del trono en la apertura del Parlamento británico.
 
Con toda la pompa y boato que exige este ceremonial con más de cuatro siglos de antigüedad, la reina Isabel II llegó a la Cámara de los Lores, donde le esperaba su trono. Después, un emisario fue a la Cámara de los Comunes para invitar a los diputados a comparecer ante su soberana.
 
Isabel II, vestida de blanco y con la corona imperial, leyó los catorce proyectos de ley preparados por el primer ministro británico, Gordon Brown.
 
Entre las medidas para combatir la crisis está previsto dar más poderes al Banco de Inglaterra, al Tesoro y a la Autoridad de Servicios Financieros para evitar nuevas crisis bancarias. “La principal prioridad de mi Gobierno es asegurar la estabilidad de la economía británica durante la desaceleración económica global. Mi Gobierno está comprometido a ayudar a las familias y negocios durante estos momentos difíciles. La solidez del sector financiero es vital para la buena salud de la economía futura. Por eso las reformas van a continuar para garantizar una protección justa y más segura para los ahorradores y mejorar la resistencia del sistema financiero”, ha dicho la soberana.
 
Como manda la tradición, la reina, acompañada por su marido, el duque de Edimburgo, partió en carroza del Parlamento tal y como había llegado.