Última hora

Última hora

Quince años

Leyendo ahora:

Quince años

Tamaño de texto Aa Aa

La Constitución rusa, la carta magna que abrió la página de la era post-soviética, ya es quinceañera. El presidente, Dmitri Medvedev, ha aprovechado la celebración para defender su valor histórico, y la necesidad de su reforma: “La Constitución es la ley canónica pero no ha llovido del cielo, es el resultado de un acuerdo social. Y como acuerdo, puede reformarse. Aunque no hay que modificar los principios fundamentales del texto constitucional”, señaló Medvedev.

Pero la propuesta de Medvedev tiene detractores. Uno de los participantes en el acto ha interrumpido al mismo presidente, para denunciar que “las enmiendas a la Constitución son”, en su opinión, “una vergüenza”. La oposición liberal del partido Yábloko, ha puesto en el punto de mira la futura ampliación de cuatro a seis años, del mandato presidencial. “Nosotros no queremos dirigentes vitalicios en Rusia, y esta manifestación es un primer paso, en este sentido”, indicó Sergei Mitrokhin, líder de esta formación política. El padre de la Constitución fue el entonces presidente, Boris Yeltsin, que sometió el texto a referéndum, un 12 de diciembre de 1993. El primer presidente ruso de la era post-soviética ponía punto y final a meses de enfrentamientos y abría el camino de la transición. Aunque el viaje no fue fácil porque Yeltsin tuvo que usar la fuerza para disolver el Soviet Supremo, el parlamento de la época comunista. Quince años después la Constitución rusa sigue en vigor.