Última hora

Última hora

China y Taiwan están un poco más cerca.

Leyendo ahora:

China y Taiwan están un poco más cerca.

Tamaño de texto Aa Aa

A partir de ahora, los dos países están conectados directamente por vía marítima, aérea y postal, poniendo fin a una prohibición de seis décadas.

Ya no serán necesarios los rodeos por países terceros o por Hong Kong y Macao para atravesar los 160 kilómetros que separan a China de Taiwán. Las nuevas líneas martítimas y aéreas, con 108 vuelos a la semana, son una buena noticia para la economía, especialmente, para los 750 mil inversores taiwaneses establecidos en China. El presidente de Taiwán solo ve ventajas en este acercamiento, tanto a nivel económico, como sobre todo a nivel político. “Este paso representa la reconciliación de las dos partes. Ya no tenemos posturas enfrentadas ni mucho menos conflictos. Hemos usado las negociaciones para reemplazar los enfrenteamientos por la reconciliación”. Los plazos de entrega de la correspondencia, antes de una semana a diez días, serán ahora más cortos. Pero la oposición teme que Taiwán se esté arriesgando a perder parte de su soberanía adquirida en 1949. En aquel año, miles de chinos huyeron hacia Taiwán, siguiendo los pasos de los nacioanlistas del Kuomintang. Tras veinte años de guerra civil, vencido por los comunistas, Chiang Kai Shek, fundó en la isla la China Nacionalista, mientras Mao Tze Tung fundó la República Popular China en el continente. Pekín nunca ha reconocido a Taiwán a la que considera una provincia disidente y no ha ahorrado fuerzas para hacer ver al mundo entero que no la reconocerá jamás. A cada simulación de invasión china, Taiwan ha respondido con ejercicios militares. En 2005, Pekín votó una ley que autorizaba el recurso a la fuerza si Taipei declaraba su independencia. Con la llegada del Kuomintang al poder, las relaciones bilaterales han mejorado. El enemigo histórico del partido comunista chino no pide la independencia pero es contrario a la unificación.