Última hora

Última hora

Sarkozy llama a la unidad de Europa para avanzar

Leyendo ahora:

Sarkozy llama a la unidad de Europa para avanzar

Tamaño de texto Aa Aa

Era la ocasión perfecta. La última vez que Nicolás Sarkozy presidía la sesión plenaria del parlamento europeo. Sus palabras han sonado tanto a discurso de despedida marcado la satisfacción personal como a una llamada a la unidad y a la fe en Europa. Los aplausos en la cámara constataban el entusiasmo recobrado por las maneras poco convencionales y la hiperactividad del presidente de turno de la UE durante seis meses.

Empezando por el medio ambiente.” No tendría sentido que Europa no trabajara en ese sentido si la primera potencia del mundo ya se ha puesto manos a la obra.” Un guiño a los Estados Unidos, a trabajar complementariamente. Como en tantos otros asuntos, Sarkozy aboga por el trabajo en grupo, que es de lo que más ha presumido el jefe de estado francés. Su capacidad de diálogo, por ejemplo, para que los veintisiete inyecten 220 mil millones de euros, un 1.5% del PIB comunitario, que ahuyenten la crisis económica. Diplomacia para fortalecer defensivamente a Europa, más allá de la OTAN, con más sesenta mil soldados; Y reunión tras reunión, con abrazos incluidos, para tratar de desencallar a Europa y fijar una fecha límite en la que Irlanda decida si ratifica o no el Tratado de Lisboa. Sarkozy ha sabido sobre todo mirar con fe y firmeza a los 27 para superar los lentos engranajes burocráticos y predicar sobre el futuro de la Unión Europea: “no se podrá construir jamás una Europa en contra los estados ni Europa puede ser el enemigo de las naciones…”. Sus palabras conciliadoras han llegado aún más lejos: “He intentado cambiar a Europa, y Europa me ha cambiado a mí.”

La frase suena a canción. Y para redondear el círculo, esta noche tendrá lugar en concierto de clausura de la presidencia francesa en el Palacio de la Música de Estrasburgo. Y la música bajará el telón para que el uno de enero se vuelva a subir con la república checa al frente de la orquesta. Otra país, otra canción.