Última hora

Última hora

El parlamento europeo bloquea las 65 horas laborales por semana

Leyendo ahora:

El parlamento europeo bloquea las 65 horas laborales por semana

Tamaño de texto Aa Aa

El tope seguirán siendo las 48 horas semanales.

La Cámara europea bloquea una propuesta bendecida por los 27 gobiernos que ampliaba la jornada laboral máxima a las 65 horas semanales. El parlamento no sólo frena la directiva sino que propone que los catorce estados miembros que disfrutaban de excepciones al actual límite de 48 horas, las eliminen en cuestión de tres años. El socalista español, Alejandro Cercas, ponente de la enmienda apuntaba satisfecho tras la holgada victoria “Hagamos una conciliación para que sea verdad la reconciliación de la vida familiar y social, y de la Europa social” La cláusula conocida como “opt-out” fue obtenida por el Reino Unido en la negociación de la directiva en vigor y permite que, en caso de acuerdo entre empresario y trabajador, éste pueda superar el máximo de horas que fija la legislación. Con esta directiva, se abren nuevos horizontes, analiza el eurodiputado laborista inglés Stephen Hughes: “El debate ahora se centra en cuánto tiempo debe pasar ahora para que la cláusual “opt-out” acabe y con qué ritmo, pero sinceramente no me preocupa demasiado que sean seis, siete u ocho años, siempre y cuando tenga fecha de caducidad esta cláusula” Los eurodiputados también se opusieron mayoritariamente a la disposición que tenía al personal sanitario en vilo y que pretendía que las guardias inactivas no computaran como tiempo de trabajo, lo que según denunciaban, aumentaba la fatiga de los médicos y ponían en peligro las garantias de una buena atención al paciente. “Regular el problema del tiempo de guardia ha sido el origen de la revisión de la directiva. CIertamente la Comisión en primer lugar ha querido alargar el asunto y se encuentra ahora al pie de un muro, porque la nueva COmisión que se formará el año que vien retomará el problema desde cero”, asegura el director de la patronal BussinessEurope, Philippe de Buck. Con el rechazo del parlamento, celebrado por los más de cuatro cientos manifestantes reunidos en Estrasburgo, se abre ahora un período de negociación de noventa días, llamado conciliación, entre el consejo y la Cámara para llegar a un nuevo texto a partir de la nueva base establecida por la Eurocamara.