Última hora

Última hora

Estas Navidades, ni Santa Claus ni los Reyes Magos escapan a la crisis

Leyendo ahora:

Estas Navidades, ni Santa Claus ni los Reyes Magos escapan a la crisis

Tamaño de texto Aa Aa

Ni siquiera a pocos días de las fiestas navideñas, se dejan de oir las malas noticias. Como en el Reino Unido, un país muy afectado por la tormenta financiera. No hay un día sin despidos o recortes y, sin embargo, las tiendas del centro de Londres, como aquí en Oxford Street, están llenas de gente.

Algo que deja atónita a esta londinense y que se pregunta “cómo es posible que tanta gente este comprando en medio de una recesión. Mira a su alrededor y dice que parece todo lo contrario. En parte se debe a las rebajas y promociones que han hecho los establecimientos para seguir vendiendo. Así que esta inglesa piensa que es mejor celebrar este año porque el futuro se presenta poco halagüeño. Este período de fiestas de Navidad y Año Nuevo es tradicionalmente propenso a excesos con la comida y con los regalos. Pero este año: ¿habrá un descenso por culpa de la crisis? En Bruselas, interrogados por euronews, clientes y comerciantes opinan diferente. “Nosotros siempre hacemos las cenas de navidad en casa y para los regalos, es cierto que este año estamos gastando un poco menos, pero para mi nieta no me importa gastar…”, responde una mujer mayor. Y según este comerciante, “los gastos de los clientes son más o menos los mismos que otros años. La diferencia es que hay menos gente”. En la plaza Mayor de Madrid, el tradicional mercado de Navidad también sufre los efectos de la crisis. La caída del sector inmobiliario ha hecho estragos en la economía y se resiente en las compras navideñas, como afirma esta madre de familia de 40 años. “A lo mejor es que hemos venido un poco pronto, pero sí se nota menos ambiente. Bueno, y que hay que mirar más el bolsillo este año, con la hipoteca, y demás…” Pero no todos los españoles opinan igual. Los hay algo más optimistas y que piensan que La Navidad es la Navidad, a pesar de todo. “Aunque sí que hay crisis, las Navidades son las Navidades, y hay que vivirlas” Vivir la Navidad, pero sin olvidar que la crisis nos obligará a cuidar más el bolsillo, porque la cuesta de enero se prevé este año más empinada de lo habitual.