Última hora

Última hora

Herman Van Rompuy llamado a ser el próximo primer ministro belga

Leyendo ahora:

Herman Van Rompuy llamado a ser el próximo primer ministro belga

Tamaño de texto Aa Aa

Herman Van Rompuy ha sido el elegido por el Rey Alberto II para llevar a cabo una difícil tarea: formar un nuevo gobierno belga. Presidente de la Cámara de los Diputados desde 2007, a sus 61, Van Rompuy está llamado a suceder al ex primer ministro Yves Leterme, tras su dimisión por el escándalo Fortis. Leterme y su Ministro de Justicia fueron fueron acusados presionar a la justicia para que diese luz verde al plan de “salvamento” de la banca Fortis.

Van Rompuy, conocido por su moderación, está considerado como un sabio de la política belga. Presidió el partido demo-cristiano flamenco durante cinco años. El perfil necesario para dirigir el país, según explica este politólogo: “Su sentido del humor le podría ser muy útil. Tiene tres grandes cualidades: sentido del liderazgo, una gran creatividad, pero realista y un sentido del compromiso. Cualidades muy apreciadas tanto en la parte flamenca como en la francófona y que le van a hacer falta para gobernar”. Aunque cuestiona los derechos electorales y judiciales concedidos a los francófonos de la periferia de Bruselas, el llamado dossier Bruselas-Hal-Vilorde-, se le considera un francófilo y un dirigente dispuesto a hacer concesiciones. Leterme era menos comprensivo… Este es el tema central de la crisis política y lingüística entre flamencos y francófonos y volverá a reaparecer en las elecciones regionales de junio de 2009. Otro tema controvertido será el de la crisis financiera. Bajo su mandato, se tendrán que aprobar los presupuestos para el 2009. Bélgica entró en la zona euro y consiguió recortar su deuda con Van Rompuy a la cabeza del ministerio de Finanzas. En esta noria política belga, su reto será ver cuánto tiempo está al frente del Ejecutivo. Algunos hablan de un gobierno provisional con elecciones legislativas anticipadas que se podrían hacer coincidir con las regionales de junio. Aunque los partidos de la coalición saliente descartan esta opción. Aunque todo está en el aire, de ser así, Van Rompuy gobernaría hasta el 2011, final de la legislatura.