Última hora

Última hora

Cuba celebra el 50 aniversario de la Revolución

Leyendo ahora:

Cuba celebra el 50 aniversario de la Revolución

Tamaño de texto Aa Aa

El 1 de enero de 1959, Fidel Castro proclama el “inicio de la revolución” en Santiago de Cuba, epicentro de la insurección.

Una revolución nacionalista, en sus inicios, pero que pronto tomó un cariz pro-soviético y marxista justo en la época en la que la tensión entre Washington y Moscú eran patente. 50 años después, Fidel Castro ya no dirige oficialmente el régimen, pero los cubanos siguen sufriendo los lastres heredados del “Líder Máximo”, como el del embargo americano. Eloy Gutiérrez Menoyo es un ex combatiente, que luchó junto a Castro durante la Revolución, hoy es disidente del Régimen y niega que el embargo del todopoderoso vecino americano sea el principal problema de la isla. El régimen responde a las acusaciones de represión con un sinfín de indicadores socio-económicos que demuestran la vitalidad de la isla, con una alta tasa de alfabetización. Julio Antonio Herrera, ex combatiente se siente orgulloso de todo lo que la revolución ha aportado a Cuba. “Tenemos una población educada es gracias a la revolución”, explica Julio. “Todo el mundo sabe leer y escribir, todo el mundo tiene acceso a la salud, a la educación, algo impensable para el imperialismo norteamericano”, añade. Un imperialismo que, sin embargo, alimenta los sueños de miles de cubanos. Muchos de los llamados balseros se lanzaron al mar y fallecieron en el intento de alcanzar una vida mejor. Una vida que los padres de la revolución no han conocido como explica Eloy Gutiérrez. “Los que hicieron la revolución son viajos ahora y no comprenden que lo que necesita este país es una nueva revolución”, dice este ex combatiente revolucionario. A pesar de su alegría inherente, el pueblo cubano deja atrás un año difícil debido a la crisis internacional. Raúl Castro ya ha anunciado austeridad económica para este nuevo año. Ahora queda la esperanza de que Washington haga algún gesto de apertura hacia Cuba, tal y como prometió Barack Obama.