Última hora

Última hora

Rusia y Ucrania se echan uno a otro la culpa

Leyendo ahora:

Rusia y Ucrania se echan uno a otro la culpa

Tamaño de texto Aa Aa

Rusia y Ucrania se acusan mutuamente del fracaso de este nuevo intento de poner fin a la guerra del gas. De parte de Moscú se insiste en que si el sistema ucraniano está cerrado, no se puede hacer pasar el gas. Simple ley física y postura oficial del Kremlin, en ella se ha enrocado el primer ministro Vladímir Putin.

Cuando la Unión Europea ha pedido cuentas a Ucrania, ésta ha echado la culpa a Moscú explicando que el modo elegido por Rusia para reanudar el suministro era absolutamente inviable ya que la ruta elegida para hacerlo, distinta a la habitual, exigía que se cortara previamente el abastecimiento de cuatro provincias ucranianas. Y además añade Kíev en un último comunicado “la presión con la que Rusia ha enviado el gas era demasiado baja”. En todo caso la Comisión Europea ha querido hacer hincapié a través de una portavoz en que lo importante “no es identificar al culpable, sino lograr que la situación quede resuelta lo antes posible, dada su extrema gravedad”. La mediación de Bruselas no ha conseguido poner fin a una disputa comercial en la que varios países comunitarios y sobre todo balcánicos se sienten rehenes energéticos de una causa ajena. “Una situación inaceptable para la que no existe ninguna justificación” ha reiterado el portavoz comunitario de Energía, Ferrán Tarradellas. La Unión Europea ha llegado a movilizar decenas de observadores en un intento de acallar la rueda de acusaciones recíprocas con las que ya empezara la crisis. De poco a servido.