Última hora

Última hora

Diez países intentan trabajar conjuntamente para agilizar los divorcios de parejas de distinta nacionalidad

Leyendo ahora:

Diez países intentan trabajar conjuntamente para agilizar los divorcios de parejas de distinta nacionalidad

Tamaño de texto Aa Aa

Cada año se casan en la Unión, trescientas cincuenta mil parejas de distinta nacionalidad y ciento setenta mil se divorcian, no sin dificultad

Para agilizarles los farragosos trámites, nueve países, entre ellos España, han hecho piña, acogiéndose a un instrumento que nunca se ha empleado en la Unión: la “cooperación reforzada”. Esta medida prevista en el Tratrado de Niza, permite que un grupo compuesto de al menos ocho países trabaje conjuntamente en un tema. Pero al exponer su idea oficialmente en la reunión de ministros de Justicia que se celebra en Praga, se han topado con un no tajante de Alemania, de Suecia y del eurocomisario Jacques Barrot, que aduce el riesgo de ver partido en pedazos el derecho de familia. Bruselas propone que los interesados elijan entre su país de origen o el de residencia, si quieren divorciarse. Una respuesta carente de peso para París, que reclama elementos jurídicos o políticos, para justificar la negativa a la demanda de una decena de Estados, que representan a más de la mitad de la población y quieren avanzar juridicamente.