Última hora

Última hora

Continúan cayendo aunque con menos intensidad

Leyendo ahora:

Continúan cayendo aunque con menos intensidad

Tamaño de texto Aa Aa

Las bombas israelíes no dan tregua a Gaza mientras los tanques se retiran de Tar al-Hawa, el barrio más bombardeado durante la ofensiva.

Bajo los escombros se han retirado, hoy, una veintena de cuerpos, elevando a 1.133 el número de muertos palestinos. Nadie ni nada está a salvo, una vez más la ONU fue blanco del Tsahal. Un edificio que albergaba cientos de toneladas de ayuda humanitaria fue bombardeado ayer. “Es una tragedia para la población que está esperando que la ayuda llegue a nuestros refugios, a los centros de distribución y a los hospitales. Sólo puedo prometerle que reanudaremos nuestras actividades, que construiremos nuevos almacenes, tenemos que seguir ayudando a la gente aquí”, asegura el director de la UNWRA. Esto es lo que queda del hospital de Tar al-Hawa, bombardeado, ayer, destrucción que agrava, aún más, la situación de los más de 5.000 heridos palestinos de esta guerra que ha causado 13 muertos del lado israelí. La ONG, Médicos sin Fronteras, denuncia las pésimas condiciones en las que trabajan los reducidos equipos de rescate presentes en Gaza, ya que no pueden acceder a las víctimas. La tregua diaria de tres horas que aplica, desde la semana pasada, el ejército israelí es, dice, insuficiente.