Última hora

Última hora

Segundo plan en tres meses para salvar la banca británica

Leyendo ahora:

Segundo plan en tres meses para salvar la banca británica

Tamaño de texto Aa Aa

El gobierno laborista recurre a otra activa intervención en el sector financiero para salvar de la quiebra a entidades seriamente afectadas por la crisis de liquidez.

El premier Gordon Brown explica que esta vez “no se trata de una ayuda a los bancos, sino ayuda a lempresas y particulares, proporcionándoles crédito, a fin de que puedan destinarlo a sus negocios o a un gasto que genere demanda en la economía.” Londres asegurará aquellos activos de riesgo en manos de las entidades. El Banco de Inglaterra podrá adquirir participaciones en empresas, e incrementará su presencia en el banco RBS. Northern Rock tendrá un plazo superior para pagar las deudas contraídas. El responsable de Finanzas del ejecutivo laborista, Alister Darling precisa que “el gobierno podrá manejar el riesgo asumido. Se trata en todo caso de que los bancos utilicen ese dinero para conceder préstamos en beneficio de toda la economía.” La iniciativa responde a un claro deterioro del téjido bancario británico. Royal Bank of Scotland ha publicado las pérdidas más elevadas registradas hasta la fecha por una firma del Reino Unido: el año pasado perdió unos 28.000 millones de euros. El Banco de Inglaterra dispone de escasa munición monetaria, ya que los tipos de interés, actualmente en el 1,5%, se sitúan en un nivel históricamente bajo. Los mercados financieros aplauden las medidas, pero la libra esterlina sigue cotizando en niveles muy bajos.