Última hora

Última hora

Entropa, la polémica escultura de la presidencia checa sigue dando que hablar

Leyendo ahora:

Entropa, la polémica escultura de la presidencia checa sigue dando que hablar

Tamaño de texto Aa Aa

Praga, que pidió disculpas la semana pasada, ha corrido un tupido velo durante la noche del lunes al martes para ocultar los retretes turcos con los que se reprentó a Bulgaria y que provocaron la protesta oficial de Sofía. Pero el remedio no acalla la polémica. Los espectadores que acuden a ver el puzzle de los Ventisiete países, situado a la entrada del Consejo de Ministros en Bruselas, ven en el velo negro un símbolo de censura o de muerte.

“Huelga” se puede leer en la bandelora que cuelga del mapa francés; la piel de toro es una capa de hormigón y la euroescéptica Gran Bretaña, ni tan siquiera aparece en el puzzle. El artista checo David Cerny, autor de la obra quería, ante todo, “comprobar si Europa sabe reirse de sus estereotipos”.