Última hora

Última hora

Una transición activa pero discreta

Leyendo ahora:

Una transición activa pero discreta

Tamaño de texto Aa Aa

Apenas unos días después de la noche del 4 de noviembre, la pareja presidencial electa visita a los Bush en la Casa Blanca. Su intención es conocer el que será su nuevo hogar, pero sobre todo, debatir sobre los principales temas de actualidad. Especialmente de la crisis económica, que lleva a Obama a tomar una medida nunca vista.

“Hoy, el Vicepresidente Biden y yo estamos encantados de informaros del nombramiento de cuatro personas que lideraran nuestro equipo económico” dijo Obama nombrando así a sus responsables económicos antes de hacerlo con los encargados de la seguridad nacional. Obama no quiere permanecer inactivo durante el periodo de transición. Su página web Change.gov, lanzada el día después de su elección, lo demuestra. “Nuestra primera tarea es devolver a la gente sus trabajos y reactivar nuestra economía. Es un reto extraordinario, y por eso he decidido ponerme a trabajar en ello antes de ser investido, junto con mi equipo económico y líderes de ambos partidos” Una vez constituido ese equipo, llega el momento de dar forma al resto, rodeándose de antiguos miembros de la administración Clinton, incluyendo a la ex Primera Dama y adversaria durante las primarias demócratas, Hilary Clinton Con los deberes hechos, el Presidente electo va de vacaciones junto con su familia a Hawai. Los sondeos de opinión le siguen sonriendo. La Oabamania continúa lanzada, y no sólo gracias a las imágenes de golfista elegante o de padre de familia que protagoniza. Sin embargo, el final de este descanso coincide con el estallido de la crisis en Oriente Próximo, un tema sobre el que había guardado discreción. Algo acertado, según algunos analistas: “un Presidente nunca tendrá una segunda oportunidad para causar una buena primera impresión. Todo el mundo está intentando adivinar que es lo que hará, porque se ha mantenido muy discreto al respecto, y creo que con razón” La crisis entre Palestinos e Israelies se traduce en civiles muertos a diario. En estas circunstancias, Obama decide finalmente pronunciarse: “cuando ves a civiles heridos y en dificultades, ya sean palestinos o israelies, es algo desolador. Por eso estoy más que decidido a intentar sacar este conflicto del punto muerto en el que lleva desde hace décadas” Activa pero discreta, así puede calificarse la transición llevada a cabo por Barak Obama, antes de su nombramiento oficial, y de entrar definitivamente en la historia del país.