Última hora

Última hora

Euforia ante el juramento de Obama

Leyendo ahora:

Euforia ante el juramento de Obama

Tamaño de texto Aa Aa

No ha defraudado la ceremonia de investidura más esperada de las últimas décadas en Estados Unidos… Y en el mundo.

Con la mano izquierda sobre la misma Biblia utilizada por Abraham Lincoln, Barack Hussein Obama, que ha insistido en utilizar su nombre completo, ha prestado juramento convirtiéndose en el 44º presidente de los Estados Unidos. No ha faltado incluso la anécdota: los nervios han traicionado a Obama y al presidente del Tribunal Supremo John Roberts, y entre los dos se han equivocado al recitar las 35 palabras del juramento presidencial. Después, euforia entre las más de dos millones de personas concentradas frente al Capitolio. Y acto seguido, el esperado primer discurso presidencial: “Desde hoy tenemos que levantarnos, sacudirnos el polvo y empezar otra vez la tarea de rehacer Estados Unidos” Después, Obama ha preparado a los estadounidenses para los tiempos difíciles que se avecinan: “Nuestra economía está gravemente debilitada, consecuencia de la codicia y la irresponsabilidad de algunos, pero también de nuestro fracaso colectivo al tomar decisiones difíciles y preparar a la nación para una nueva era” Sobre el legado de su predecesor George Bush en política internacional: “Vamos a empezar, con responsabilidad, a devolver Irak a sus ciudadanos y vamos a forjar la paz en Afganistán con todos aliados y antiguos enemigos. Trabajaremos infatigablemente para minimizar la amenaza nuclear y alejar el espectro del calentamiento del planeta” ha dicho, añadiendo que la elección entre seguridad e ideales es falsa. Los analistas destacan que el discurso inaugural de su mandato ha sido el de un presidente: calculado, breve apenas 19 minutos y más sobrio que el “Sí podemos” de su etapa de candidato, aunque con una intención de ruptura muy aplaudida por el numeroso público.