Última hora

Última hora

El dragón chino pierde fuerza

Leyendo ahora:

El dragón chino pierde fuerza

Tamaño de texto Aa Aa

La que es ya tercera economía mundial creció en 2008 al menor ritmo en siete años, al contagiarse de una crisis mundial que reduce claramente sus exportaciones. Las fábricas chinas sufren ya un exceso de capacidad, a causa también de una menor demanda interna.

En cifras, el Producto Interior Bruto de la República Popular fue de un 9%, cuatro puntos inferior al registrado en 2007. Desde 2005 la expansión china ha alcanzado invariablemente los dos dígitos. Los analistas dicen que es el comienzo de un deterioro aún mayor en esta gran economía emergente. Según Ma Jiantang, número uno del Organismo Nacional de Estadísticas, “se está sintiendo en China el impacto de la crisis financiera desde octubre del año pasado. Se ha expandido desde las grandes empresas a las pequeñas, de la exportación a otros sectores, de la Costa hacia las regiones interiores. Salir de la crisis será una difícil tarea.” Para este año, los economistas anticipan que el crecimiento difícilmente superará el listón del 6%, o sea el peor resultado desde 1990. Políticamente la implosión de la economía china supone una amenaza directa al Partido Comunista, ya que el desempleo masivo y el regreso de millones de trabajadores a los pueblos de donde emigraron está generando serias tensiones sociales. En las empresas ligadas a la exportación, cerca de 10 millones de chinos han perdido sus puestos de trabajo. A nivel macroeconómico la crisis podría forzar una devaluación del yuan, lo que podría engendrar una guerra económica con los principales socios comerciales de Pekín.