Última hora

Última hora

Gordon Brown condena las huelgas en contra de los trabajadores extranjeros

Leyendo ahora:

Gordon Brown condena las huelgas en contra de los trabajadores extranjeros

Tamaño de texto Aa Aa

Más de un millar de empleados de refinerías y centrales energéticas del Reino Unido protestaron el pasado viernes contra la decisión de la empresa IREM, subcontratista de Total, de emplear trabajadores portugueses e italianos en la refinería de Lindsey. Brown critica las huelgas: “hacer esto no es lo correcto, no se puede defender. Hemos puesto en marcha un proceso para dar respuestas a quienes se preguntan qué está pasando”.

Pero muchos británicos culpan al primer ministro de los paros y le recuerdan las palabras que dijo nada más llegar al cargo, en septiembre de 2007: “Brown instigó esto diciendo que quería un trabajo británicos para para cada trabajador británico. Si cree que es indefendible que de alternativas”. En el ojo del huracán, la refinería de Lindsey, más de 600 trabajadores continúan en huelga. Mientras los empleados extranjeros, por el momento un centenar pero la cifra aumentará hasta los 300, continúan desempeñando sus funciones escoltados por la policía. Por su parte Total insiste en que no se despedirá a nadie.