Última hora

Última hora

La crisis llega a los juguetes

Leyendo ahora:

La crisis llega a los juguetes

Tamaño de texto Aa Aa

La crisis afecta también a los juguetes. La famosa empresa fabricante de trenes de juguete Maerklin se ha declarado en bancarrota tras el fracaso en las negociaciones con los bancos para extender un crédito. La compañía, con sede en Goeppingen, al suroeste de Alemania, espera reestructurar el negocio, pero las 700 personas que trabajan en las fábricas del país temen por sus empleos. “Tenemos mucho miedo. Mucha gente no puede creer que después de 150 años la fábrica vaya a cerrar”, lamenta una mujer.

La marca siempre se ha caracterizado por la alta calidad de sus materiales, que imitaban a los utilizados por los ferrocarriles reales, lo que aumentaba su coste. Este vendedor opina que la empresa tendría que haber invertido en productos con precios razonables y buenos modelos en vez de en los más exclusivos. “Otras compañías han demostrado esto, hay que hacer cosas más pequeñas en las etapas más avanzadas”, ha señalado. Las ventas de Maerklin, que fabrica en Alemania y Hungría, alcanzaron los 128 millones de euros el año pasado.