Última hora

Última hora

Australia: lo peor no ha pasado aún

Leyendo ahora:

Australia: lo peor no ha pasado aún

Tamaño de texto Aa Aa

Australia se enfrenta a los incendios forestales más devastadores de su historia. El Parlamento ha guardado un minuto de silencio en honor a los 200 muertos hallados hasta ahora. Una cifra que podría aumentar ya que hay centenares de desaparecidos y decenas de focos fuera de control.

Las llamas han arrasado más de 300.000 héctáreas de terrenos y 750 casas en los estados sureños de Nueva Gales del Sur y Victoria. Las vientos y las altas temperaturas que el sábado superaron los 46 grados en Melbourne convirtieron los alrededores de la capital de Victoria en un auténtico infierno. Como es el caso de Whittlesea, una pequeña localidad de la que sólo quedan cenizas, como explica uno de sus habitantes: “Nuestra historia, nuestro pueblo no queda nada. Mis mejores amigos han muerto, y sus hijos, también. El sábado, mismo, jugué al golf con un chico de doce años que murió. Es devastador.” Los equipos de socorro reconocen que la intensidad de las llamas es tal que, en la mayoría de los casos, las tareas de extinción no sirven de nada. Las autoridades creen que varios de los incendios fueron provocados. La policía del estado de Victoria no permite a las personas desplazadas regresar a sus casas hasta que los equipos forenses no recaben pruebas.