Última hora

Última hora

Israel: la caza de aliados

Leyendo ahora:

Israel: la caza de aliados

Tamaño de texto Aa Aa

Tras las urnas los aspirantes a primer ministro israelí se lanzan a la caza de aliados. El continuo vaivén de coches oficiales es testigo de ello.

La estrecha victoria de Kadima hace que no pueda gobernar sin la ultraderecha, mientras que el Likud, en segunda posición, tiene varias posibilidades para alcanzar una estable mayoría. “Nos gustaría formar una gran coalición, comenta Silvan Shalom, diputado del Likud, pero hacen falta dos para bailar el tango. Si quieren formar parte deberán aceptar las grandes líneas de nuestro gobierno.” Kadima, en cabeza con 28 escaños, excluye, por ahora, doblegarse ante el Likud que podría aglutinar los 11 escaños del partido ortodoxo, Shas, y los 15 del ultraderechista Israel Beiteinu, formaciones de su entorno ideológico. El partido de Avígdor Lieberman es el más codiciado. Tizpi Livni ha sido la primera en llamar a su puerta. Sin embargo, el líder ultraderechista ya ha dejado entender que la tendencia natural de su partido es unirse al derechista Likud. Aquí es donde entra en juego el líder del partido ortodoxo sefardí, Shas. Eli Yishai tendría que dejar a un lado su antagonistmo con Lieberman, al que no considera un verdadero judío, para no hacer tambalear la futura coalición. Los laboristas de Ehud Barak, en cuarta posición, han decidido presenciar la guerra de aliados desde el banquillo de la oposición.