Última hora

Última hora

Una estación científica única

Leyendo ahora:

Una estación científica única

Tamaño de texto Aa Aa

La ministra belga de ciencia y el ministro de defensa se han desplazado hasta la Antártida para inaugurar la estación “Princesa Elisabeth” , primera base científica que no emitirá gases contaminantes. Con ella Bélgica vuelve al continente blanco cuarenta años después de que cerrar su anterior estación.

“Hemos estado aquí desde el principio, desde los años sesenta” dice el ministro de defensa. “Ahora queríamos volver a comprometernos, así demostramos de nuevo que si quieres algo, puedes. Solo hay aspectos positivos”. Construida con forma hexagonal no dispone de calefacción, el calor lo generarán la docena de científicos que allí se alojen junto con los ordenadores y el sol, la clave es el aislamiento. La energía la producirán los paneles solares que hay instalados en su techo y unos molinos de viento. La misión de esta innovadora estación será realizar investigaciones sobre le cambio climático y microbiología.