Última hora

Última hora

Chávez: ¿El Bolivar del siglo XXI?

Leyendo ahora:

Chávez: ¿El Bolivar del siglo XXI?

Tamaño de texto Aa Aa

Tras un primer fracaso en 2007, Hugo Chávez ha conseguido cumplir un sueño: la posibilidad de ser reelegido indefinidamente.

Ex paraca, ex golpista y ex presidiario, en 1998 accede a la función suprema en unas elecciones democráticas. Dos años después Chávez se impone de nuevo en las urnas y exaspera a la élite política que intenta apearle del poder con un mini golpe en 2002. Anuncian su caída y le sustituyen, pero al día siguiente vuelve arropado por sus seguidores. La era Chávez acababa de empezar. En 2006 prolonga su mandato seis años que nadie sabe a ciencia cierta cuando concluirán. La visión política e ideológica de Chávez tiene como referencia principal la Revolución bolivariana. Nacionaliza sectores enteros de la economía y financia programas sociales para los más desfavorecidos. La pobreza extrema y el analfabetismo se han reducido considerablemente en 10 años. Pero la economía y el crecimiento de Venezuela, dependen en gran medida de los petrodólares. El oro negro representa el 90% de las exportaciones y el 50% de los ingresos del Gobierno. La caída de los precios del barril y la crisis ponen en peligro al sector, que está además en el punto de mira de los opositores al régimen que denuncian una corrupción galopante. Corrupción, inseguridad e inflación son los talones de Aquiles del chavismo denunciados hasta ahora en vano por los detractores del régimen. Sus seguidores, en cambio, siguen creyendo en sus promesas de una vida mejor y aplauden la retórica antimperialista que el presidente domina como nadie. La llegada de Obama al poder marcará probablemente un cambio de tono, todo un contraste con la era Bush dejó intervenciones como esta en la sede de la ONU hace dos años y medio: “Ayer el diablo estuvo aquí. Todavía huele a azufre” Chávez enemigo de Estados Unidos y amigo de los enemigos de Washington. Su complicidad con Fidel Castro, de quien se dice que es el hijo espiritual, y el resultado de este último referéndum hacen temer a la oposición un reinado a la cubana.