Última hora

Última hora

La crisis financiera echa por tierra el sueño francés de un magnate ruso

Leyendo ahora:

La crisis financiera echa por tierra el sueño francés de un magnate ruso

Tamaño de texto Aa Aa

La mansión “Leopolda”, situada en un privilegiado lugar de la Costa Azul, figuraba el año pasado como la casa más cara del mundo. Se tasó en 500 millones de euros, pero Mijail Prokhorov, la mayor fortuna de Rusia, firmó la compra por 390 millones de euros y pagó una fianza del 10%. Sin embargo, meses después llegó la crisis. Ahora exige que le devuelvan los 39 millones de euros que adelantó. Demasiado tarde, dice el notario.

Jean-Jacques Hermant, presidente del colegio de notarios de la región Alpes-Maritimes comenta: “Ya puede ser el señor Prokhorov, o cualquier otro hombre de negocios o empresario. Todo el mundo termina discutiendo yel precio final.” Los oligarcas rusos también sufren los efectos de la crisis financiera. De hecho el propietario del Chelsea, Roman Abramovitch quiere vender al mejor postor una lujosa residencia del Cabo de Antibes. Pero todo es relativo, según Michael Zingraf, agente inmobiliario: “Tenemos una menor demanda de multimillonarios, pero quedan los millonarios. Para presupuestos entre tres y diez millones de euros todavía hay demanda” También hay ofertas más interesantes. Los precios han bajado hasta un 15% para ciertas mansiones, que, no obstante, siguen siendo coto privado para un puñado de afortunados.