Última hora

Última hora

La colonización que no cesa

Leyendo ahora:

La colonización que no cesa

Tamaño de texto Aa Aa

Las construyen en la cima de las colinas. Generalmente, alrededor hay una zona tampón donde los palestinos no pueden cultivar y carreteras por las que los palestinos no pueden circular por cuestiones de seguridad.

Las colonias judías ocupan el 40% de Cisjordania. Desde la Convención de Ginebra, en 1949, la construcción de asentamientos en territoriod conquistados en un conflicto es ilegal. La realidad, señala la directora de proyectos de la organización pacifista israelí Peace Now es muy diferente: “Hemos descubierto que el ministerio de la Vivienda planea construir 73.000 casas. Estamos convencidos de que la aplicación de ese plan supondría el fin de la solución dos Estados, y en general, de cualquier solución” A falta de un acuerdo de paz definitivo entre las dos partes, los acuerdos existentes, sobre todo los de Oslo exigen en teoría el cese total de las construcciones, que en la práctica no cesan desde hace 20 años. De las 120 colonias que hay en Cisjordania, el 75%, en naranja en el mapa, shan sido construidas sin permisos. Los triángulos negros representan las avanzadillas: una o varias caravanas instaladas en una colina donde después se instalan otras. EL muro engloba una buena parte de las colonias: En un año hay 15.000 colonos más. En 1993 eran 40.000, el año pasado 285.000. En 2005, Netanyahu a la sazón ministro de Finanzas de Ariel Sharon dimite en protesta por la retirada de Gaza y el desmantelamiento de las colonias. Entonces vaticinó que los cohetes lanzados por extremistas palestinos alcanzarían pronto ciudades como Ashdod y Ashkelon. Falta por ver si seguirá defendiendo su política expansionista contra la opinión del aliado estadounidense. Todo dependerá según los analistas, de sus socios de coalición. La extrema derecha tienen las cosas claras: Arieh Eldad, parlamentario israelí de extrema derecha: “El Gobierno de Netanyahu debería entender que los judíos pueden vivir donde quieran dentro de su tierra, que es Israel. Los palestinos ya tienen su propio Estado, que es Jordania. No necesitan tener otro” Los acuerdos de Oslo, hace 15 años, no han puesto fin a la colonización de territorios palestinos. La seguridad ha pesado siempre más en la balanza de Tel Aviv. El control de Hamas en la franja de Gaza no ha hecho más que reforzar ese argumento.