Última hora

Última hora

China: la crisis económica determina la agenda política

Leyendo ahora:

China: la crisis económica determina la agenda política

Tamaño de texto Aa Aa

Signo de su gravedad, la crisis económica en China no sólo influye sino que marca y determina las cuestiones políticas.

Desde la apertura de la sesión anual del Parlamento chino, el primer ministro Wen Jiabao ha indicado que su gobierno estaba dispuesto a cesar las hostilidades y a discutir con Taipei. Pekín reivindica su soberanía sobre Taiwán, donde los nacionalistas se refugiaron en 1949 tras du derrota contra los comunistas de Mao. Pero las relaciones bilaterales mejoran, y la crisis desempeña el papel de acelerador en el plano comercial y en el de las inversiones. Los delegados, cerca de tres mil procedentes de toda China y reunidos en el imponente Palacio del Pueblo en la plaza Tiannamen están extremadamente preocupados por la fuerte contracción del crecimiento, el aumento del paro y las protestas. El pasado noviembre el gobierno anunció un plan de relanzamiento de 467.000 millones de euros para compensar la caída del PIB al 6,8% en el último trimestre de 2008. Si Wen Jiabao ha reafirmado el objetivo de alcanzar un crecimiento del 8% en 2009, no es sólo porque la cifra da buena onda según los chinos, es sobre todo porque los analistas lo consideran el mínimo indispensable para contener el índice de desempleo. Oficialmente el porcentaje de paro es del 4%, pero en realidad podría ser ál menos el doble, como explica este economista chino. Wang Zhiyong, de la Academia China de Ciencias Social: “El índice de desempleo aumentará al 8 o al 9%, porque lo que tenemos ahora es una cifra gubernamental que no sólo tiene en cuenta el desempleo registrado entre los habitantes de las ciudades, y no incluye a los trabajadores emigrantes” Los analistas calculan que al menos 20 millones de emigrantes chinos han perdido ya sus emplesos con el cierre de las fábricas dedicadas a las exportaciones. Otra víctima de la situación son los jóvenes titulados. Hace dos años les contrataban casi de inmediato, en cuanto terminaban sus estudios, ahora las dificultades se acumulan y los salarios se reducen como precisa uno de ellos: “Muchos diplomados no encuentran trabajo. La mayoría gana de 350 a 467 euros mensuales para empezar, y no es mucho…el futuro se presenta oscuro” La ralentización de la economía china se traduce también en protestas organizadas que preocupan a las autoridades. Como la que llevaron a cabo los trabajadores despedidos por todo el país delante del Banco Industrial y Comercial de China el pasado 24 de febrero. Para intentar contener el descontento, el Ejecutivo chino ha previsto duplicar el gasto en sanidad, la cobertura social y el paro. El objetivo es doble: aliviar a las familias del pesado lastre financiero que condiciona su poder adquisitivo y ….devolver la confianza a la población para que consuma y participe en la reactivación de la locomotora china.