Última hora

Última hora

Berlín no se decide a ayudar a OPEL

Leyendo ahora:

Berlín no se decide a ayudar a OPEL

Tamaño de texto Aa Aa

El ejecutivo alemán no quiere inyectar dinero en la filial de General Motors por temor a que los fondos terminen en Detroit, sobre todo ahora que la multinacional está al borde de la quiebra.

La reunión entre el ministro de Economía germano, Karl-Theodor zu Guttenberg y altos ejecutivos de OPEL y de su matriz americana ha sido infructuosa: “Hemos tenido una conversación abierta y franca” explica zu Guttemberg. “General Motors entiende que hay varias cuestiones que siguen abiertas. Se han comprometido a responderlas.” El ministro del Interior, Wolfgan Schaeuble ha llegado a decir que la mejor solución es que Opel se declare insolvente, o lo que es lo mismo que suspenda pagos. Esa opción no implica la quiebra, más bien supone una oportunidad para refundar la empresa y liberarla de las ataduras de General Motors. Como firma independiente sería fácilmente acreedora a las ayudas públicas. El desafío sería coordinar las subvenciones a escala de toda Europa, como plantea Bruselas, pues OPEL está presente en cinco países del continente y emplea directa o indirectamente a 300.000 personas.