Última hora

Última hora

Suiza, Austria y Luxemburgo dispuestos a abrir sus cuentas con condiciones

Leyendo ahora:

Suiza, Austria y Luxemburgo dispuestos a abrir sus cuentas con condiciones

Tamaño de texto Aa Aa

La presión ha surtido efecto y los tres países, señalados por la OCDE como posibles paraísos fiscales, han dicho hoy que flexibilizarán su secreto bancario. Abrirán las cuentas de sus clientes extranjeros que sean sospechosos de fraude o evasión fiscal, pero esas sospechas deberán ser concretas y estar bien fundadas.

“El Consejo Federal suizo rechaza rotundamente el intercambio automático de información” dice Hans-Rudolf Merz, ministro de Economía y presidente de turno helvético. “La privacidad de los clientes seguirá estando protegida en el futuro”. Así estos tres países se unen a Andorra, Liechtenstein y Bélgica, que ya anunciaron que acatarán, en mayor o menor medida, los estándares de la OCDE. Este repentino cambio tiene poco de voluntario y mucho de forzado. Responde a la fuerte presión internacional que ha resultado de las acusaciones de fomentar el fraude fiscal y el lavado de dinero. De hecho Suiza ha dicho que, con esta decisión, espera evitar entrar en la “lista negra” de paraísos fiscales que se estudiará en la cumbre del G20 de Londres del 2 abril. Entrar en ese listado podría implicar, tal y como desean Francia y Alemania, la aplicación de sanciones que amenazarían la economía de estos países, basada en buena parte en el secreto bancario.