Última hora

Última hora

Krajisnik: el copresidente que no reconocía su país

Leyendo ahora:

Krajisnik: el copresidente que no reconocía su país

Tamaño de texto Aa Aa

Eran los tiempos en los que Momcilo Krajisnik era frecuentable: aún se desconocía su influencia en los acontecimientos en Bosnia.

En 1996, los acuerdos de Dayton que sellaron una frágil paz en Bosnia un año antes, instituyeron una presidencia tricéfala en el país que ostentaban el musulmán Alija Izetbegovic, el croata Kresimir Zubak y el serbio Momcilo Krajisnik. Caso único en la historia, este último se ve copresidiendo un país que no reconoce. Opuesto a los acuerdos de Dayton, -los califica de paz injusta-tras la guerra sigue reclamando un estado propio para los serbios. Pale, feudo de los ultranacionalistas serbios, fue el escenario desde donde Krajisnik maniobró contra la reunificación de Bosnia junto con Radovan Karadzic Con él fundó en la década de los 90 el Partido Demócrata Serbio. Ambos orquestaron el programa de limpieza étnica contra los musulmanes y croatas de Bosnia. El destino de Krajisnik cambió radicalmente cuando la acusación de crímenes contra la humanidad obligó a Karadzic a huir y Biljana Plavsic tomó las riendas de la República Srpska. Gracias a su defensa del proceso de paz, la ex líder serbobosnia contó con la clemencia de los jueces de la Haya, que la condenaron en 2003 a 11 años de prisión. No fue el caso de Krajisnik: en 2006 fue condenado a 27 años de cárcel, aunque fue absuelto en primera instancia y ahora ha sido confirmado en apelación de los cargos de genocidio y complicidad de genocidio, una decisión muy controvertida. Nueve años después de su detención en su casa de Pale, el 3 de abril de 2000, la suerte de Momcilo Krajisnik está echada. Su condena es una nueva página que se escribe en el doloroso proceso de reconstrucción de Bosnia, casi 15 años después del final de la guerra.