Última hora

Última hora

Todos a la granja

Leyendo ahora:

Todos a la granja

Tamaño de texto Aa Aa

La eurocomisaria de Agricultura, Marian Fischer Boel no bromea. Este miércoles va a proponer que sus colegas de la Dirección General de Agricultura hagan, a partir de 2010, un cursillo obligatorio en una granja. El objetivo es que los burócratas se familiaricen con el lenguaje y los problemas, sobre el terreno.

La iniciativa se enmarca dentro de otra, más amplia, en la que Bruselas analiza cómo simplificar la Política Agrícola Común, un capítulo que absorbe casi la mital del presupuesto comunitario. Los agricultores, que a menudo critican la complejidad de los formularios necesarios para cobrar las subvenciones comunitarias, han reaccionado con esceptismo ante esta iniciativa. Hasta ahora, los funcionarios que visitaban sus explotaciones lo hacían para controlar los métodos y la producción. Muchos se preguntan si este programa de reeducación en la granja es una tentativa sincera de Bruselas para comprenderles mejor; o si se trata de un señuelo para desviar la atención y no hablar de los verdaderos problemas del campo.