Última hora

Última hora

Una morgue más que un hospital

Leyendo ahora:

Una morgue más que un hospital

Tamaño de texto Aa Aa

Al menos 400 personas habrían fallecido injustificadamente en un hospital público británico desde 2005 como consecuencia del pésimo servicio prestado, con poco personal y mal capacitado. Las acusaciones no las hacemos nosotros, son las conclusiones del informe del regulador sanitario de Reino Unido.

“Los hechos son chocantes, un estado desastroso, un sistema caótico. No funcionaba nada. Nada más entrar por la puerta todo dejaba de funcionar”. Lo peor era la atención a los enfermos. Los recepcionistas del centro llevaban a cabo los exámenes y los médicos en prácticas se hacían cargo de las instalaciones en los turnos de noche. Testimonio de la familiar de una víctima. “Ni siquiera alimentaban a los pacientes, no los llevaban a los servicios, por todos lados veías a enfermos comiendo con las manos, no les daban ni cubiertos”. Según el informe centenares de muertes podrían haberse evitado de contar con niveles de atención estándar, tanto en medios como en recursos humanos. Alan Johnson, ministro de Sanidad: “No hay justificación posible por parte de la dirección del hospital. No deberían haber recortado la plantilla ni ahorrar 12 millones de libras anuales, como han hecho”. La Sanidad pública británica no es conocida, precisamente, por ser la mejor del mundo, pero este escándalo supera todos los límites.