Última hora

Última hora

La crisis ha puesto su dedo en la llaga del Este

Leyendo ahora:

La crisis ha puesto su dedo en la llaga del Este

Tamaño de texto Aa Aa

La acería húngara DAM, fue una de las primeras víctimas. El país entró en recesión en noviembre. En diciembre, DAM despedía de la noche a la mañana a ochocientas setenta y ocho personas, practicamente la totalidad de su plantilla.

Desde el pasado mes de octubre, treinta mil trabajadores han perdido su empleo en Hungría y las previsiones del instituto húngaro de estadística son pesimistas: ciento cinco mil parados en 2009. Entre noviembre y finales de enero el índice de desempleo en Hungría se situó en el 8,4 por ciento, ocho décimas por encima de la media de la Unión Europea. Este parque de negocios, construido en uno de los distritos de Budapest ya se ha completado pero las instalaciones siguen vacías. Hungría ha recibido seis mil quienientos millones de euros del fondo destinado a los socios que no forman parte de la eurozona. En esta cumbre los Ventisiete barajan inyectar en él, otros diez mil millones de euros suplementarios.