Última hora

Última hora

Las sirenas vuelven a sonar en Belgrado

Leyendo ahora:

Las sirenas vuelven a sonar en Belgrado

Tamaño de texto Aa Aa

Hoy se cumplen diez años desde que comenzaran los ataques de la Alianza Atlántica contra la Serbia de Milosevic. Duraron 78 días y provocaron la muerte de 3.500 personas.

Unos bombardeos se iniciaron tras el fracaso de las negociaciones entre Belgrado y la guerrilla separatista albanesa y ante la dura represión serbia contra civiles kosovares, calificada por occidente de limpieza étnica. A día de hoy, en la esfera política, siguen los conflictos en la zona. Serbia pide el no reconocimiento de Kosovo como Estado antes del pronunciamiento de la Corte Internacional de Justicia sobre el caso. “Es obvio para todos que trece meses después de que anunciara su independencia ilegal y unilateral, Kosovo no es un Estado. La protección de los derechos humanos es mínima y lo demuestra el hecho de que el número de serbo-kosovares y otros no-albaneses que regresan a la provincia es reducido”, ha dicho el presidente serbio. Desde Kosovo se lanzan duras acusaciones al Gobierno serbio: “El Gobierno serbio apoya las estructuras paralelas e ilegales que explotan nuestros ciudadanos serbios y nunca da la asistencia adecuada o cualquier solución a sus problemas” dijo Skender Hyseni. El rastro de los bombardeos sigue visible hoy en día en Belgrado. También para los ciudadanos serbios que, aunque apoyan el ingreso de su país en la UE, rechazan su adhesión a la OTAN. Los recuerdos siguen vivos diez años después.