Última hora

Última hora

Londres es un búnker ante la cumbre del G20

Leyendo ahora:

Londres es un búnker ante la cumbre del G20

Tamaño de texto Aa Aa

La capital británica ya está preparada para acoger a los jefes de Estado y de Gobierno del grupo de los 20, y a los miles de manifestantes que se esperan. El ingente dispositivo de seguridad, que según algunas estimaciones ha costado unos 50 millones de euros, afecta a los vecinos de recinto ferial ExCel, donde el jueves tendrá lugar la cumbre. Calles cortadas, estaciones de tren cerradas y la obligación de llevar dos formas de identificación para ir a casa o al trabajo.

“El jueves intentaremos venir a la tienda” dice esta londinense. “Tenemos nuestras dos tarjetas, el pasaporte y el carné de conducir. Intentaremos venir, ver como va y si hay muchos problemas, cerraremos. Es irritante porque perdemos mucho dinero”. “Solo espero que en el encuentro logren encauzar la crisis mundial” asegura un vecino. “La situación económica, sobre todo en el Reino Unido. Todos estamos pasando apuros”. Una actitud optimista que coincide con la de Gordon Brown. El primer ministro británico expresó este lunes su confianza en que los líderes del G20 acuerden medidas concretas de acción. Pero tampoco le queda otra a Brown, que necesita del éxito en esta cumbre para no torpedear más su maltrecho prestigio. Por el momento a Londres ya llegó el primer invitado, el presidente mexicano Felipe Calderón, que fue recibido por la reina Isabel II, aunque el plato fuerte está preparado para hoy y es la llegada de Barack Obama.