Última hora

Última hora

El nuevo gobierno israelí rechaza los acuerdos de Anápolis

Leyendo ahora:

El nuevo gobierno israelí rechaza los acuerdos de Anápolis

Tamaño de texto Aa Aa

Vuelta a la casilla de salida. El nuevo gobierno israelí rechaza el proceso de Anápolis. Lo ha dicho alto y claro su recién estrenado ministro de Exteriores. El ultraderechista Avigdor Lieberman ha respondido con contundencia a la petición del presidente Simón Peres, que esta mañana, durante la ceremonia de traspaso de poderes con Ehud Olmert, instó a Netanyahu a que se comprometiera con la creación de un Estado palestino.

Esa es la esencia de los acuerdos que hace dos años firmaron el gobierno israelí y la Autoridad Nacional Palestina en Maryland. Y hoy por hoy, el proceso de paz se asienta casi exclusivamente sobre ese objetivo. “El nuevo gobierno decía Peres tiene que hacer un esfuerzo supremo por retomar las negociaciones. Porque el ejecutivo saliente aprobó la visión de dos Estados para dos pueblos que propuso Estados Unidos. Y la mayor parte de la comunidad internacional también la ha aceptado. Así que debemos seguir adelante con élla”, concluía. Sin embargo, el nuevo primer ministro no se siente lo más mínimo vinculado con unos acuerdos a los que se opuso desde un principio. Y su gabinete, formado principalmente por colonos, ultraortodoxos y nacionalistas, tampoco. La noticia no ha cogido por sorpresa a los palestinos, que ya sabían a lo que se exponían si la derecha israelí lograba hacerse con el poder. Pero deja en una posición muy delicada a la ANP y más concretamente al presidente Abás, que había hipotecado su crédito político a la carta de la reconciliación.