Última hora

Última hora

G20 quiere inaugurar un nuevo orden económico internacional

Leyendo ahora:

G20 quiere inaugurar un nuevo orden económico internacional

Tamaño de texto Aa Aa

Los ricos y emergentes, además de transmitir un mensaje de consenso y confianza, aprobaron una serie de medidas sin precedentes, como la concesión de más de un billón de dólares para reactivar la economía mundial, triplicando los recursos del FMI, así como la creación de un ente supranacional que controlará los mercados.

Para el ministro de Finanzas alemán Peer Steinbrück “ si comparamos la situación del jueves con la que teníamos a inicios de 2007, antes de que estallara el marasmo financiero, creo que hemos hecho un gran progreso”. La medida más llamativa, aunque de eficacia no probada, es la puesta al día de las listas de paraísos fiscales confeccionadas por la OCDE. Varios países europeos figuran en ellas, entre ellos Luxemburgo. Desde Praga, el primer ministro y ministro de finanzas del Gran Ducado, Jean-Claude Junker constata que Luxemburgo figura en la lista gris de países donde la transparencia deja que desear, igual que Bélgica y Austria: “Eso se debe a que hay medidas pendientes que todavía no se han aplicado.” Esos tres miembros prometen negociar con el resto de socios comunitarios convenios contra la doble imposición. En otra lista más oscura aparecen territorios como Gibraltar, Andorra o Panamá que han mejorado su legislación offshore. Por último una lista negra, en la que aparecen cuatro paraísos fiscales que al parecer no respetan la normativa internacional: Costa Rica, Uruguay, Malasia y Filipinas. ¿Pero cuál ha sido la reacción en los mercados a las conclusiones del G20? Operador de Fráncfort: “Este operador de Fráncfort aclará que las decisiones adoptadas han sido necesarias, pero no suficientes. Las bolsas son más optimistas, pero la recesión no terminará a fines de este año. Serán necesarias otras decisiones.” El G20 pasó por alto une medida esencial para resolver la crisis: extraer del balance de los bancos los activos tóxicos verdaderos responsables de la crisis financiera.