Última hora

Última hora

Nuri al Maliki: "La retirada estadounidense no significará ningún problema de seguridad"

Leyendo ahora:

Nuri al Maliki: "La retirada estadounidense no significará ningún problema de seguridad"

Tamaño de texto Aa Aa

Nuri al Maliki, actual primer ministro iraquí, era un firme opositor al ex dictator Saddam Hussein. Tras la invasión estadounidense Maliki encabezó el comité encargado de expulsar de la administración a los miembros del partido de Hussein, el Baath. Después, en mayo de 2006, se convirtió el primer ministro de Irak. euronews se ha entrevistado con el en Bagdad.

euronews: “El proyecto de reconciliación nacional que usted elaboró es un proyecto muy ambicioso pero en él se han excluido dos partes: el Partido Baath y la Asociación de Eruditos Musulmanes. ¿No cree que una exclusión de este tipo podría llegar a considerarse como una laguna jurídica?” Nuri al Maliki: “La reconciliación no es un concepto abstracto sin límites, al contrario, es un concepto que se basa en fundamentos constitucionales. En concreto la exclusión del partido Baath está incluida en la constitución. El artículo séptimo prohíbe la vuelta del partido aunque cambien el nombre para participar en el proceso político. El Baath es considerado en Irak como un partido racista y nacionalista. La constitución iraquí prohibe la existencia de un partido como este a partir de los conceptos citados antes. De ningún modo podemos contradecir la constitución y buscar la reconciliación con un partido que está prohibido por la constitución. El Baath es una formación cuya historia es sanguinaria, está considerado como un partido terrorista que propaga las ideas terroristas y que instiga el nacionalismo. Por otro lado la Asociación de Eruditos Musulmanes ha legitimado la lucha contra otras confesiones. ¿Cómo podemos reconciliarnos con una organización que pretende ser una autoridad de eruditos musulmanes pero que aboga por la erradicación del chiismo y que dice que los chiitas son impíos?” euronews: “La Maryaiya iraquí, máxima autoridad religiosa chií, dice que mantiene las distancias con todos los partidos políticos. ¿Que posición tiene respecto a esta institución religiosa y cual es su impacto en política?” Nuri al Maliki: “La Maryaiya, que es el referente religioso, se dirige a todo el mundo. No debe hacer distinciones o tener favoritismos por nadie ni hacia ningún partido político. Esto no quiere decir en ningún caso que no tenga su punto de vista. Cuando la situación en Irak exigía apoyo o ayuda, la Maryaiya estaba ahí. La Maryaiya se pronuncia respecto a lo que concierne a la administración del estado, da su opinión sobre la constitución, sobre la democracia o el sectarismo. La Maryaiya siempre ha escuchado a todas los partidos políticos. Nadie puede decir que juega en contra de un tercer partido político. Ciertamente se ha posicionado a favor de un proceso político, esto está claro. Ha logrado movilizar al pueblo iraquí para que participe en el proceso electoral y le ha animado para que se involucre activamente en el proceso político”. euronews: “Recientemente se ha reunido con el presidente y el ministro de asuntos exteriores turcos. ¿Le han pedido algo?” Nuri al Maliki: “Sí. Ha habido verdadero entusiasmo por ampliar las relaciones bilaterales complementarias en todos los dominios en los que Irak, y otro países, están interesados. Irán tiene sus propios intereses, al igual que Irak y Turquía. Una red de intereses es algo que puede unirnos a todos. Turquía vive una situación de seguridad particular e Irak podrá ayudar en esta materia. Irán también vive una situación de seguridad particular y necesita mantener buenas relaciones con Irak. Irak también necesita que Irán continúe con sus esfuerzos”. euronews: “¿Qué papel juega Irak en el acercamiento político y estratégico que están realizando Irán y Estados Unidos?” Nuri al Maliki: “Con los diferentes encuentros que hemos tenido con los estadounidenses durante la administración Bush hemos ejercido un papel de mediador. Por desgracia esas negociaciones no han dado resultados, pero sin duda han preparado el terreno y han ayudado a romper el hielo entre ambas partes. Pero ahora que el presidente Barack Obama ha declarado que quiere entablar un diálogo con Iran, no se nos ha solicitado ejercer un papel mediador. Sin embargo si nos lo solicitan, haremos todo lo necesario para encontrar una solución a las diferencias entre ambos países. Estas diferencias no benefician a ninguno de los dos estados ni a la región”. euronews: “El primer desafío al que se enfrenta su gobierno es la retirada de las tropas estadounidenses. Esto plantea grandes incógnitas en materia de seguridad, sobre todo porque sus fuerzas de seguridad todavía no están preparadas para tomar el relevo”. Nuri al Maliki: “Las fuerzas de seguridad iraquíes han demostrado su competencia y su rendimiento en varias batallas y enfrentamientos. Nuestros soldados son fuertes, activos y están entrenados para hacer frente a cualquier desafío aunque sea inesperado. No creo que haya desafíos tras la retirada programada y estudiada de las tropas extranjeras desplegadas en Irak. Las fuerzas iraquíes cada vez son más eficientes en sus competencias. Otro factor que ha jugado un papel crucial para la estabilidad y la seguridad es la solidaridad y la cohesión del pueblo y su gobierno. La retirada no significará ningún problema extraordinario de seguridad”. euronews: “Usted ha declarado que la ONU debe revisar el próximo verano todas las decisiones que ha tomado desde 1990 referentes a Irak. ¿Cuales son las grandes decisiones que pide que revise?” Nuri al Maliki: “Creo que todas las decisiones tomadas que afectan a Irak podrían ser anuladas. Muchas decisiones fueron tomadas en base a la idea de que Irak tenía armas químicas y nucleares. Las inspecciones han sido satisfactorias y el expediente está cerrado. Ciertamente Irak era un peligro para su pueblo, sus vecinos y para el mundo entero. Pero Irak ya no es un peligro. Todas las decisiones tomadas entonces y las sanciones internacionales contra Irak no se repetirían ahora. Irak ya no es un peligro para la seguridad ni para la paz internacional. La ONU ha decidido que Irak no constituye ningún peligro”. euronews: “Irak era un lastre para el antiguo presidente George Bush. ¿Cree que se repetirá la situación con la administración Obama?” Nuri al Maliki: “Por supuesto que no. Irak ya no es un lastre ni para sus vecinos, ni para Estados Unidos, ni para el consejo de seguridad de la ONU. Irak está en buenas manos, en las manos de sus hijos, los iraquíes. El proceso político se ha completado. También el sistema de seguridad está en marcha. Los terroristas y las organizaciones terroristas han retrocedido y vamos ha darles caza hasta el extermino. Ahora Irak necesita a sus hijos para llevar a cabo sus obligaciones políticas y constitucionales. El mundo entero tiene que buscar otro modo de tratar el problema del terrorismo porque combatir el terrorismo en Irak pasa a ser nuestra responsabilidad”.