Última hora

Última hora

La policía lucha contra el pillaje en la zona cero del terremoto

Leyendo ahora:

La policía lucha contra el pillaje en la zona cero del terremoto

Tamaño de texto Aa Aa

Como tantos otros supervivientes, este hombre trata de recuperar lo que puede de sus pertenencias.

Han pasado tres días, y como suele suceder en estos casos, tras la tragedia llega la picaresca. Para evitar el pillaje, el gobierno ha enviado una unidad especial compuesta de 425 hombres que tiene acordonado el centro histórico de l’Aquila. Y Berlusconi ya ha tomado cartas en el asunto: “Hemos decidido considerar el pillaje, ha dicho, como un delito´. Aunque no sabemos aún como lo vamos a tipificar, será sancionado severamente, porque quien se rebaja de esta manera en un momento tan trágico demuestra una ausencia absoluta de moralidad.” Y por si la inmoralidad se adueña de este pueblo fantasma, la iglesia se ha apresurado en sacar por esta ventana sus reliquias más sagradas, sus cuadros más valiosos. En los supermecados, la policía ya ha avistado el rastro de la delincuencia. En el centro de l’Aquila no también hay joyerías, cajeros y un banco vigilado las 24 horas por los diferentes cuerpos de policías que están trabajando en equipo. Por el momento no se ha producido ningún arresto, pero el rumor, y el temor a los ladrones, se ha propagado en cuestión de horas, y como un círculo vicioso cada vez llega más damnificados temerosos de perder lo poco que les queda. AHora no sólo hay que seguir con los duros desescombros y rescates. También se debe pedir la documentación a quien se acerque con una bolsa en la mano o asegure vivir en tal o cual casa, y prohibir el paso a las zonas con mayor riesgo de derrumbe.