Última hora

Última hora

Perpectivas sombrías para Daimler

Leyendo ahora:

Perpectivas sombrías para Daimler

Tamaño de texto Aa Aa

Daimler no sólo se afronta unas previsiones de resultados devastadoras para el primer trimestre del año. El fabricante alemán de automóviles de lujo se enfrenta, además, a la ira de sus empleados y de grupos ecologistas que le acusan de fabricar coches grandes y demasiado contaminantes. Entre los trabajadores reina el descontento por los paros técnicos y el temor a posibles despidos.

“Son los patronos los que tienen que pagar. También es necesario un reparto más justo de los salarios y del trabajo. Yo apuesto por una reducción del tiempo de trabajo, pero sin reducir los sueldos”, señalaba un sindicalista. Ésa no es precisamente la línea en la que se ha expresado el presidente de Daimler Dieter Zetsche ante los accionistas. Éstos, visiblemente indignados, han interrumpido el discurso del directivo que presentaba un panorama sombrío para 2009. En el conjunto del año, Daimler prevé un volumen de negocio sensiblemente inferior al del ejercicio pasado, y va a tomar medidas para ahorrar drásticamente. Las negociaciones con los representantes del personal están en marcha.