Última hora

Última hora

Dimite el alto responsable de Scotland Yard tras un descuido fatal

Leyendo ahora:

Dimite el alto responsable de Scotland Yard tras un descuido fatal

Tamaño de texto Aa Aa

Un descuido imperdonable.

El jefe de operaciones especiales antiterroristas de Scotland Yard dimite tras dejar ante la mirada indiscreta de las cámaras un documento altamente confidencial que precipita un operación de gran envergadura. Tras una reunión con el primer ministro Gordon Brown, el subcomisario Bob Quick salió a la calle con un sobre el que además de “secreto”, se podían leer las ciudades y los nombres de quienes realizarían las detenciones. Las redadas se tuvieron que llevar a cabo antes de lo planeado, ayer por la tarde, en un amplia operación en el noreste de Inglaterra, y no se pudo seguir tirando de la cuerda. Se detuvo a doce personas en ocho inmuebles. También se tuvo que intervenir en lugares estratégicos como un cibercafé en Manchester o la biblioteca de una universidad en Liverpool. 10 de los detenidos eran pakistaníes con visados de estudiantes. Otro, un nacional británico. Pese a disculparse públicamente, Quick no ha podido soportar el acoso y mediático. Tampoco el sonrojo político ante una foto dio la vuelta al mundo en un instante y ocupó las principales portadas de los diarios ingleses. Sin ir más lejos, el portavoz de Interior, del partido conservador, tildó de “patosa” e “inaudita” su actuación.