Última hora

Última hora

L'Aquila vive la Semana Santa más dramática de su historia

Leyendo ahora:

L'Aquila vive la Semana Santa más dramática de su historia

Tamaño de texto Aa Aa

Las calles de la villa medieval parecen una zona de guerra. El centro histórico de la ciudad ha quedado completamente destruido.

El propio Silvio Berlusconi ha podido constatar los daños en persona en su tercera visita a la zona. Ha declarado que la situación es peor de lo que pensaba. “El 30 por ciento de los afectados ha encontrado alojamiento en casa de parientes o amigos. Disponemos ya de 17.000 plazas para albergar a los que lo necesiten, 10.000 ya están cubiertas y pensamos que las otras 7.000 estarán ocupadas en pocos días. Quizás tengamos que encontrar más plazas”. Los polideportivos, campos de fútbol y de rúgby de la ciudad se han confiscado para montar las tiendas de ayuda. Allí la vida no es fácil: “Hemos dormido 3 días seguidos en el coche- decía esta mujer- lo que más nos preocupa son los niños”. “Vivimos en la incertidumbre más absoluta. No sabemos lo que va a ser de nosotros mañana”. Cada cual ayuda cómo puede en L’Aquila. El Estado con sus medios, los vecinos con sus brazos, las religiosas del lugar con su fe.