Última hora

Última hora

El boicot de varios países occidentales marca el inicio de la Conferencia Mundial del Racismo

Leyendo ahora:

El boicot de varios países occidentales marca el inicio de la Conferencia Mundial del Racismo

Tamaño de texto Aa Aa

La ausencia de representantes de numerosos países occidentales marca este lunes el inicio de la Conferencia Mundial del Racismo en Ginebra. Gobiernos como el estadounidense, el alemán, el italiano o el holandés han preferido no acudir en la cita para no tener que escuchar las diatribas anti-israelíes del presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad. La participación como orador de este enemigo declarado de Israel es “insultante” para el ejecutivo hebreo, que tampoco estará representado: “Es extremadamente lamentable que se trate al régimen de los ayatolás como si fuera un modelo de respeto de los derechos humanos critica un portavoz de la diplomacia israelí. El hecho de que pronuncie un discurso sobre derechos humanos es una triste parodia de lo que la conferencia puede dar de sí”.

Para Naciones Unidas las cosas no son tan simples. Tal y como explica uno de sus portavoces, Rupert Colville, “hay más de 180 estados miembros que van a participar en la conferencia. El racismo es un asunto que afecta a todos los países, a millones de personas, a numerosos grupo humanos. Es muy desafortunado que uno o dos aspectos dominen completamente la agenda desde la perspectiva de algunos países”. En la memoria de todos está lo que ocurrió en la primera Conferencia Mundial del racismo, que tuvo lugar en la ciudad sudafricana de Durban hace 8 años. La cita fue utilizada por numerosos gobiernos como una plataforma para atacar a Israel.