Última hora

Última hora

Turquía-Armenia: entre el pasado y el futuro

Leyendo ahora:

Turquía-Armenia: entre el pasado y el futuro

Tamaño de texto Aa Aa

En septiembre de 2008 Armenia y Turquía dan la sorpresa: el presidente turco, Abdullah Gul llega a Ereván invitado por su homólogo armenio, Serge Sarkisian. Una iniciativa histórica cuyo pretexto oficial fue un partido eliminatorio para la Copa del Mundo de 2010 entre las dos selecciones de fútbol.

La presencia de Gul provocó reacciones encontradas entre los armenios. Algunos recordaron que Van, actualmente parte de Turquía, estaba poblada por armenios antes de las masacres de 1915-17 durante el Imperio Otomano. Pero otros valoraron positivamente la visita: “No me importa en absoluto quién va a ganar. Lo que es importante es la visita del presidente turco por primera vez en nuestra historia. Será una buena ocasión para resolver nuestros problemas políticos y esto puede dar fruto en el futuro” Dominada por el Monte Ararat está Igdir, todavía en Turquía, pero lindando ya con Armenia. Aquí la historia sigue pesando mucho. Este monumento, erigido a la memoria de los turcos asesinados por los armenios durante y después de la Primera Guerra Mundial es la prueba de las dificultades para dejar atrás el pasado. “En Igdir aún hay testigos vivos que cuentan a sus descendientes todo sobre las matanzas de los armenios. Hay aun mucha gente resentida” -dice el presidente de una asociación contraria a reconocer el genocidio armenio. Los miembros de la Asociación de Gulbeyi , se oponen también a la reapertura de la frontera con Armenia, situada en Alican, a una quincena de kilómetros de Igdir. Turquía cerró su frontera con Armenia en 1993 para apoyar a su aliado tradicional, Azerbaiyán, en su lucha contra los separatistas armenios del enclave de Nagorno-Karabaj, a su vez respaldados por Ereván. Pero en la ciudad fronteriza de Kars, en Turquía, sólo se sueña con la reapertura de la llamada “puerta del Este”. El presidente de la Cámara de Comercio no ve más que aspectos positivos: “Queremos vivir en paz. Fui a Armenia y me recibieron muy bien. Cuando vienen aquí somos hospitalarios, creo que sería bueno para nuestra economía y para nuestro comercio” Por ahora, el primer ministro turco se muestra prudente. Ante los parlamentarios del AKP, Erdogan ha prometido desbloquear las negociaciones sobre Nargorno-Karabaj antes de llegar a un acuerdo con Armenia.