Última hora

Última hora

Cinco años ya: Europa sopla las velas de la gran ampliación sin entusiasmo

Leyendo ahora:

Cinco años ya: Europa sopla las velas de la gran ampliación sin entusiasmo

Tamaño de texto Aa Aa

Diez países del centro y del este de Europa entraron el uno de mayo de 2004 a formar parte de la Unión. Un “big bang” festejado en su día por todo lo alto. Pero, un lustro después y en plena crisis económica, Europa se repliega sobre sí misma. La gran ampliación de 2004 y la adhesión de Bulgaria y Rumanía en 2007 marcaron una época: el bloque aumentó su población en un ventiséis por ciento y su territorio, en un treinta y cuatro por ciento.

Pero hoy por hoy la Unión Europea, teoricamente abierta a su expansión sigue en la práctica con un dedo en el botón de pausa. En tiempos de recesión, Alemania y Austria han anunciado que restringen hasta 2011 la entrada de trabajadores de los nuevos estados miembros en su mercado laboral. Y aunque la temida invasión de mano de obra del este no fue tal, lo cierto es que con la crisis muchos de los que dieron el paso, hace cinco años han regresado a sus países de origen. El eurocomisario encargado de la Ampliación, Olli Rhen puesto los puntos sobre las “íes”, “hay que combatir la recesión sin convertir la ampliación en el chivo expiatorio de la misma”. Sin el Tratado de Lisboa no habrá más ampliaciones han advertido Francia y Alemania. Polonia ha condicionado su ratificación a un sí en las urnas de los irlandeses. La euroscéptica República Checa también arrastra los pies: el senado checo debe pronunciarse el seis de mayo sobre este texto, que regula el funcionamiento de las instituciones en la Unión ampliada.