Última hora

Última hora

Consternación en Holanda tras el sangriento atentado fallido contra la familia real

Leyendo ahora:

Consternación en Holanda tras el sangriento atentado fallido contra la familia real

Tamaño de texto Aa Aa

Consternación y duelo en la localidad holandesa de Apeldoorn tras el sangriento atentado fallido contra la familia real. Muchos de sus vecinos se han acercado con flores al lugar donde un coche arrolló el jueves a numerosas personas durante el desfile del día de la Reina. Siete de ellas han muerto y 11 siguen heridas, 3 de gravedad.

El conductor del vehículo, un holandés de 38 años que había perdido su empleo recientemente, circulaba a toda velocidad. Tras romper el cordón de seguridad y embestir al público, terminó empotrado en la base de un monumento. A escasos metros, la familia real contemplaba horrorizada los hechos a bordo de un autobús descubierto. Antes de sucumbir a las heridas que sufrió en el choque, el agresor confesó a la policía que su objetivo era la Reina Beatriz. “Nos hemos quedado sin palabras ante un hecho tan terrible como el que ha ocurrido decía la soberana horas más tarde en un mensaje televisado. Mi familia, y con ella todo el país, quiere mostrar su solidaridad con las víctimas, sus familiares y amigos”. La festividad fue suspendida y las banderas de palacio ondean a media asta. La policía no ha encontrado en el domicilio del conductor nada que explique lo ocurrido.