Última hora

Última hora

La crueldad, clave de la prohibición comunitaria del comercio de productos derivados de las focas

Leyendo ahora:

La crueldad, clave de la prohibición comunitaria del comercio de productos derivados de las focas

Tamaño de texto Aa Aa

Un bebé foca, un “whitecoat” cuyo pelaje blanco le protege aún durante un tiempo de los cazadores….el que tarde su manto en teñirse de plata.

Tras ese cambio, con una quincena de días, destetado y abandonado por su madre ya es apto para la caza. Ese límite de edad legal entró en vigor en Canadá en 1987 bajo la presión de los defensores de los animales. Cada año, se cazan cerca de un millón de focas en el mundo: el 60% en Canadá, Groenlandia y Namibia Islandia, Noruega, Suecia, Finlandia, el Reino Unido, Rusia y Estados Unidos cazan el resto El punto álgido de la temporada de la caza de focas en Canadá tiene lugar en el Golfo de San Lorenzo a finales de marzo. Aqui los cazadores utilizan el “hakapik”, una especie de pico que mata rápidamente sin estropear la piel. Más al norte, en Terranova los cazadores matan a las focas con rifles, durante las dos primeras semanas de abril. El hakapik se utiliza como último recurso. Es la mayor cacería de mamíferos marinos del mundo Cada año, Canadá fija cuotas: en 2008 el límite eran 275.000 focas. Este año 280.000, de una población total de cinco millones y medio de individuos, según el gobierno canadiense. Los productos derivados de la foca son la carne, los omega 3 de sus ácidos grasos, un mercado en expansión, y evidentemente, las pieles que emplea la industria de la moda. Los principales importadores europeos de piel de foca son Italia y Dinamarca. Los desfiles de moda han servido de escaparate a los defensores de los animales, que denuncian la crueldad de estas prácticas. Y sus protestas no han caído en saco roto Rusia acaba de prohibir la caza de focas en el Mar Blanco y podría hacer lo mismo en el lago Baikal y en el Mar Caspio.