Última hora

Última hora

Sergei Lavrov: "El escudo antimisiles no tiene nada que ver con el programa nuclear iraní."

Leyendo ahora:

Sergei Lavrov: "El escudo antimisiles no tiene nada que ver con el programa nuclear iraní."

Tamaño de texto Aa Aa

Moscovita de origen armenio, Sergei Lavrorv es ministro de Exteriores en Rusia desde 2004. Su próximo objetivo es llegar a un acuerdo con Estados Unidos para reemplazar el Tratado de Reducción de Armas Estratégicas de 1991, conocido como START-1, que expira a finales de año.

euronews: Hace exactamente un mes, el presidente estadounidense Barack Obama aseguró en Praga que a finales de este año Rusia y Estados Unidos rubricarían un nuevo acuerdo para reemplazar el START-I que va a expirar. ¿Cree que es posible lograrlo en ese plazo? ¿Tendrá Rusia en cuenta los planes estadounidenses de instalar escudos de defensa antimisiles en Polonia y la República Checa? Lavrov: Prefiero juzgar este asunto ajustándome a las declaraciones de los presidentes ruso y estadounidense… cuando Medvedev y Obama se reunieron por primera vez en Londres el 1 de Abril, antes de la cumbre oficial y alcanzaron acuerdos fundamentales. El documento requiere que las delegaciones de ambos países hagan lo posible para llegar a un acuerdo antes de finales de año, fecha en la que expira START-I, y para informar sobre los resultados preliminares en julio, cuando el presidente Obama visite la Federación Rusa. Otro asunto fundamental es entender claramente la posición estadounidense durante esas negociaciones. Estaré en Washington el 7 de mayo y me reuniré con mis colegas estadounidenses. Por supuesto, abordaremos este asunto y haremos lo posible para asegurarnos de que se alcance el objetivo fijado por ambos presidentes. Ahora, la segunda parte de su pregunta sobre los planes estadounidenses para desplegar un tercer escudo antimisiles en Europa. En la declaración sobre las relaciones bilaterales el uno de Abril en Londres, ambos presidentes encargaron a sus gobiernos que examinasen la relación entre las armas estratégicas defensivas y ofensivas. Todos los acuerdos entre Rusia y Estados Unidos, entre la Unión Soviética y Estados Unidos que han sido alcanzados hasta ahora han tropezado sistemáticamente en el Tratado Antibalístico. Estados Unidos ha roto esa interacción desde que se salió del Tratado. Ahora, en Londres, los dos líderes han decidido que hay que tener en cuenta esa correlación euronews: Estados Unidos asegura que si el problema nuclear iraní se resuelve, no habrá necesidad de un escudo antimisíles en Europa. ¿Por qué Rusia no cree que exista ninguna conexión entre las dos cosas? Lavrov: La respuesta directa es: porque el tercer escudo antimisiles, la forma en la que ha sido concebido no tiene nada que ver con el programa nuclear iraní. En su punto de mira están las fuerzas estratégicas rusas desplegadas en la parte europea de la Federación. Somos extremadamente francos sobre este asunto con nuestros colegas estadounidenses y esperamos que escuchen nuestros argumentos. Hasta ahora no hemos escuchado ninguna objeción profesional a nuestros comentarios. El problema nuclear iraní es un problema aparte que examinaremos teniendo en cuenta los principios para prevenir la proliferación de armas de destrucción masiva. La Agencia Internacional para la Energía Atómica ayuda a esclarecer los problemas que surgen debido al contencioso nuclear iraní. Aclarando esos problemas pretendemos verificar que el objetivo del programa nuclear iraní es pacífico. Después, los problemas desaparecerán. La posición rusa, estadounidense, china y europea es la siguiente: cuando confiemos en que el programa nuclear iraní es de naturaleza pacífica, Teherán tendrá los mismos derechos que cualquier otro país no nuclearizado signatario del Tratado sobre la prevención de la proliferación de armas de destrucción masiva. euronews: Chechenia ha sido uno de los asuntos que ha perjudicado la imagen de Rusia en Europa. Hasta cierto punto, ahora se puede decir lo mismo de Abjasia y Osetia del Sur. ¿Cree que eso puede ser un problema en las relaciones entre Rusia y la OTAN? ¿Cree que ha sido un error o tal vez una decisión prematura admitir la independencia de Abjasia y Osetia del Sur? Lavrov: ¿Sabe? muchas veces se ha hecho de Chechenia un asunto espinoso entre Rusia y Occidente de una forma artificial. Era nuestro dolor, nuestro problema, y no hemos sido nosotros los que lo hemos creado, sino las fuerzas terroristas, y eso es algo que se ha reconocido a nivel internacional. Afortunadamente, ahora la situación es completamente diferente, se ha restaurado la paz aunque se produzcan ataques terroristas esporádicos tanto en Chechenia como en otras repúblicas del norte del Cáucaso. Pero estoy convencido de que la población de esas repúblicas, los rusos que viven allí, han elegido bando de una vez por todas. En cuanto a Abjasia y a Osetia del sur, Rusia las ha reconocido como repúblicas independientes pero no por estrategia geopolítica. Intervenimos para poner fin a la agresión de Georgia, no para ganar posiciones geopolíticas, sino para salvar vidas humanas, para garantizar la seguridad y la supervivencia de la población de ambas repúblicas. Y las acciones que estamos llevando a cabo actualmente, ponen de relieve nuestra total determinación a no permitir que se reproduzca lo que sucedió por culpa del presidente georgiano el pasado 8 de agosto. euronews: ¿Qué le gustaría responder a las afirmaciones de Georgia sobre una tentativa de golpe de Estado? Lavrov: En efecto, he oído esas declaraciones. Creo que es otra provocación muy estudiada que llegó justo antes de que comenzasen las maniobras militares de la OTAN en territorio georgiano pese a las advertencias rusas en contra. Si el objetivo de esas declaraciones era involucrar en el conflicto provocado por las declaraciones del presidente georgiano a otros países que participaban en las maniobras, eso demuestra que teníamos razón cuando afirmábamos que las maniobras iban a disparar la tensión. euronews: Mi última pregunta es personal. Es aficionado a la poesía, canta, toca la guitarra y practica rafting. ¿Le ayuda todo de eso de alguna manera en su actividad diplomática? Lavrov: Y juego al fútbol. Me ayuda porque me permiten tomarme un respiro del trabajo, pero seré franco: tengo muy poco tiempo libre. Mi único consuelo es que es un trabajo extremadamente interesante y me esfuerzo todo lo que puedo por estar a la altura. Espero que mis colegas con los que resolvemos diferentes asuntos también sean conscientes de que estamos llevando a cabo un trabajo muy importante.