Última hora

Última hora

Europa sueña despierta con el gas del Caspio

Leyendo ahora:

Europa sueña despierta con el gas del Caspio

Tamaño de texto Aa Aa

Este viernes, varios países del Cáucaso y de Oriente Medio han firmado un compromiso para construir una red de transporte de hidrocarburos hasta Europa, sin pasar por Rusia. El proyecto del llamado Corredor del Sur debería inicarse en 2011 y ser operativo en 2014. Pero aunque los países de tránsito han dicho sí, los principales productores: Uzbekistán, Kazajstán y Turkmenistán se han negado a estampar su firma. Europa sueña con el gasoducto Nabucco, una red de tuberías de tres mil trescientos kilómetros que contribuiría a que la Unión se independizara de su principal proveedor: Rusia, un socio problemático que ya la ha dejado dos inviernos en la estacada. Mirek Topolanek el primer ministro saliente checo ha comparado el “Corredor del Sur con una nueva ruta de la seda en dos direcciones, en la que se intercambiarán personas, bienes, información y energía”.

Una promesa que no ha convencido de momento a los principales países productores. Los expertos de la Comisión calculan que de llevarse a cabo el Corredor del Sur podría transportar en 2020 el diez por ciento de la demanda de gas de la Unión.